Headlines

viernes, 6 de abril de 2018

El costo del dinero: Genera una dinámica que enciende la Economía


Por Wandel Cuevas

La tasa de interés es la forma en que conocemos comúnmente el costo del dinero. En economía el tipo de interés debe ser tal que, la oferta de dinero sea igual a la demanda. Si la renta nominal aumenta, esto provoca una subida en las tasas de interés.

Visto lo anterior, la política monetaria juega un papel determinante en la economía, debido, entre otras cosas, a la responsabilidad de las medidas que debe tomar para mantener estable el costo del dinero, ya que de ello depende la forma en como y la velocidad con que se desarrolla la economía.

Todo bien o servicio está sometido a la rigurosidad de mercado en una economía abierta, o sea, a la forma en que estén interactuando la oferta y la demanda, si la oferta de dinero es mayor a la demanda, las tasas de interés caerán y si la demanda es mayor a la oferta, las tasas de interés aumentaran, en ese punto entra en escena la política monetaria. En las economías modernas, los Banco Centrales, responsables de la política monetaria de los países, cuando existen en el mercado desequilibrios en las tasas de interés o como hemos escrito, “el costo del dinero”, actúan comprando o vendiendo bonos. Si se quiere que las personas tengan dinero disponible el Banco Central compra bonos y si hay mucho dinero en la economía vende bonos, con lo que busca mantener en equilibrio las tasas de interés, en una acción que se llama operación de mercado abierto.

Visto ese detalle de la forma en como se maneja la Economía desde el punto de vista monetario, es bueno entender de donde viene el dinero que se maneja en la economía. El dinero se genera fruto del trabajo de la gente y el disponible en los bancos para prestar a todo aquel que lo necesita, es aquel que las personas dejaron de consumir y decidieron ahorrar.

Los bancos en su rol de intermediación toman esos recursos y los prestan a otras personas a las que le cobran una tasa de interés, a la que llaman tasa activa y también, le pagan al dueño del dinero una tasa, a la que llaman pasiva.

Tenemos mas o menos claro, de donde viene el dinero que está en la economía y la forma en que se determinan las tasas de interés, oferta y demanda.

 En República Dominicana las tasas de interés juegan un papel muy importante, ya que las personas que no tienen dinero (Déficit), y necesitan adquirir un bien o servicio van en busca de esos recursos al banco, así pasa también con las empresas, si necesitan cambiar maquinarias, ampliar su estructura física o adquirir vehículos para distribución, también acuden al banco, donde personas y empresas han depositado sus ahorros (Superávit). Ese esquema de demanda de dinero es determinante para la sostenibilidad de los costos del dinero, al tiempo que, las empresas y personas, en esa dinámica aumentan la posibilidad de generar más dinero al invertirlo en sus nuevos proyectos, es por ello que, debe mantenerse estable, así, la economía mantiene su ritmo.

Las tasas de interés del 2006 a la fecha han mantenido una tendencia a la baja, esto se puede observar en los préstamos al consumo, con una tasa promedio de 35.9% en el 2006 y al 2017 un 25%, lo que significó una variación estimada de 17%, así como  ha pasado con los préstamos comerciales, en el 2006 su tasa promedio era de 19.22% y al 2017 se colocó en 14.14%, con una variación de 5%, también, otro rubro importante en el mercado para la estabilidad de las familias, es su hogar, las tasas de interés promedio para los préstamos hipotecarios era  en 2006 de 17.32% y al 2017 se colocaron en 11.37%, una variación significativa para el ingresos de las familias de 8.55%. El costo del dinero ha disminuido de manera significativa para el acceso a la población, eso quiere decir que, poseemos ahorro para sostener la demanda, para citar un caso: Puede decirse que los trabajadores, con sus cuentas individuales en las AFP, poseen esos recursos frescos, esto es solo un caso.

El Sistema Financiero ha estado prestando recursos a los demandantes, en las diferentes regiones del país. Si analizamos los datos, expuesto por la Superintendencia de Bancos, en su pagina oficial, nos podemos dar cuenta que, la Región Metropolitana posee un 76% de los desembolsos, lo que quiere decir que, de los 771,819 millones solo en Santo Domingo y Distrito Nacional se han prestado al 2017, 586,638 Millones, contrastando con las demás regiones, en la Región Norte con un 15%, la Región Este con un 5% y el Sur con un 4%.

Debemos preguntarnos, ¿Es esa demanda de dinero, motor para el desarrollo o simplemente estamos consumiendo?

Los recursos que van a las industrias, que van al campo son los que generan riqueza, estamos claro que en la ciudad se dan las mayores inversiones, sabemos que se debe disminuir el riesgo en las inversiones y la agricultura, por ejemplo, en algunos casos su producción es inestable.

Es importante ver una política de Estado que apoye los sectores productivos, debemos buscar generar una dinámica para hacer que los sectores produzcan con mayor eficiencia, haciendo que sus costos sean bajos. Ayuda el apoyo Estatal cuando le facilita, a través del banco del Estado (Banco Agrícola), prestamos a tasas fija del 8%.

La dinámica del Estado está bien, sin embargo, nuestros productores necesitan generar confianza en el sistema financiero, a través de garantías, para que puedan tener acceso a recursos frescos existentes.

Hagamos que el costo del dinero sea cada vez menor, vamos a producir las riquezas necesarias para que esto ocurra, demos la oportunidad a que los prestamos a las regiones puedan ser más equilibrados.

La disminución en el costo del dinero, genera una dinámica integradora que enciende la economía, aumenta la demanda, lleva crecimiento través de la inversión, genera empleos, en fin, nos pone en estadios de desarrollo, que es a lo que aspiramos para protección de nuestra gente.

Fuente : El Nuevo Diario

Finca Dulcikafe

Metro Informativo

Finca Dulcikafe