INICIO

NACIONALES

LOCAL

REGIONALES

OPINION

POLITICA

SALUD

» » » Se quedaron afuera frontera de Jimaní en todas las inversiones

La creación del Consejo Económico Binacional Quisqueya (CEBQ) que hace cuatro años dejó conformado empresarios haitianos y dominicanos para desarrollar la frontera, no ha surtido el efecto deseado, con la excepción de inversiones privadas y la Unión Europea.

Frontera de Jimaní, sus residentes claman por zona franca. 

La iniciativa surgida en el año 2015, solo ha visto desarrollar dos grandes proyectos, el parque Codevi, del empresario Fernando Capellán, instalado entre Juana Méndez y Dajabón y que nace años antes de conformar dicho consejo.

El otro gran proyecto, es la zona franca en Caracol, de capital coreano, que apenas queda a media hora de Codevi. Sus instalaciones están ubicadas entre Juana Méndez y cabo Haitiano y emplean 13,000 personas, Capellán, quien actualmente es el presidente de la asociación para el desarrollo Incorporada (APOEDI, refiere que en el caso de Codevi genera 12 mil empleos, de estos 11 mil son haitianos y mil dominicanos. Espera para fin de año aumentar el personal a 15 mil.

En esa zona, pero del lado haitiano, son levantadas las naves para alojar a miles de comerciantes haitianos, para así definitivamente dejar conformado el mercado binacional.

Los recursos son aportados por la Unión Europea, que a lo largo de más de una década ha invertido en la zona fronteriza aproximadamente tres mil millones de pesos, con la construcción de carreteras y puentes.

La primera etapa del mercado, con las instalaciones de Dajabón fue entregada en febrero del 2012, con un monto de RD$570 millones, provenientes de la cooperación no reembolsable de la Unión Europea y una contrapartida del gobierno dominicano

Contrario a los intentos que ocurre en Dajabón que por lo menos van algunas obras, en la frontera de Jimaní, el empresariado que tanto se beneficia solo utiliza a esa zona para trasladar sus mercancías a Haití, en carreteras destruidas y ante un panorama de pobreza, en cuya zona sus comerciantes dicen estar jalando aire.

Jimaní, es una cabecera de la provincia Independencia que desde su nacimiento tiene clamando por una zona franca que ninguno de los gobiernos se ha motivado en llevarles esa felicidad.

Otra gran debilidad es que allí ya los nacionales haitianos han despojado de su propio mercado a los jimanisenses

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios.:

Deja una respuesta

.

loading...